domingo, 18 de junio de 2017

Lógica de la violencia



Suena un poco retorcido, pero es de una lógica conmovedora. Fíjense en la formulación de estas tres premisas que a su vez dibujan una cuarta y definitiva: 1. La violencia indiscriminada está dirigida a derrocar al gobierno, en el sentido de minar su institucionalidad, de hacer ingobernable al país, generando caos y locura. 2. ¿Cuándo acabará la violencia? A lo que se responde con 3. Cuando el gobierno salga se acabará la violencia. A esta conclusión se llega bien de manera consciente, bien de manera inconsciente. Pero, la conclusión definitiva es la 4. Si voto a favor de los que generan la violencia la violencia cesará. 


A eso me refería con que era una conclusión retorcida, sólo que lógica. Es lo que de alguna manera se va asentando en la mente de los venezolanos y venezolanas sometidos a una guerra de múltiples dimensiones. Por eso, cuando Maduro llama a Constituyente ciertamente llama a elecciones, acaso a las elecciones más generales que existan, sólo que no ocurrirán en el marco de las que el capitalismo y los poderes hegemónicos consienten, aúpan y desean, ideales para instalar su marketing, sus medios, su farándula y mentiras. Son elecciones, sólo que populares, donde se abre un espacio para formas de diálogo que distienden, alejan las zonas de beligerancia, de conflicto ramplón y rastrero y elevan a la nación toda a un diálogo político anti-mercado.
De ahí que los “chavistas indignados”, ultra defensores acérrimos del Legado, al igual que los escuálidos, no soporten la idea de que la convocatoria a Constituyente no pase por un referéndum el cual mantendría en el marco de las elecciones burgueso-mediáticas la posibilidad de ir o no al diálogo constituyente. Por cierto, que este mismo debate haya existido en los Cuadernos de Debate de los artículos 348 y 349 de la actual Constitución, no hace sino demostrar que la derecha es la misma y que hará siempre lo que sea para mantener las elecciones bajo el control de los medios y de sus medios.

No obstante, el pueblo ganó esta vez y la convocatoria va sin alcabala. Aunque..., ya vendrá… 

En efecto, al culminar los debates el proyecto de Constitución será sometido a Referendum, o sea, retornará al ámbito mediático (caldo de cultivo de los fraudes propios de la dictadura de los medios que infestan la opinión pública) con la sola ventaja de que habremos ganado tiempo al instalar en las conciencias (es lo que los chavistas y comunicadores debemos hacer) la necesidad y oportunidad de un cambio político -en nuestro caso, profundización del proceso- que nos permita salir del atolladero (de esta arremetida de la derecha nacional e internacional) en el marco pleno y vigoroso de la Revolución. Listos para acometer el reto histórico de trascender el modelo económico heredado, la economía rentista y parasitaria.

Tenemos que ir a elecciones para votar -contra los medios- SÍ a la constitución renovada y, ese triunfo, acaso impulse un escenario favorable en las regionales de diciembre.

Mientras podamos, sería irresponsable permitir que la derecha tome el control del clima electoral, su acendrado sentido anti-Patria ha quedado al desnudo cuando su triunfo en la Asamblea Nacional significó la destrucción de una institución vital. Pero, increíblemente más asquerosa y peligrosa ha sido la reciente conversión a cómplice del terrorismo de la Fiscal Luis Ortega Díaz. La impunidad que desde el 2014 hasta la fecha se viene abalanzando sobre la sociedad venezolana llegó a su máximo de tolerancia y puso al país al borde de un enfrentamiento fratricida. 

La Constituyente, ciertamente, es un freno poderoso a la violencia. Por eso la Fiscal se opone con todo lo que tiene, pero en su desmadre cometió errores garrafales –mentiras torpes y flagrantes- que, por lo que veo, mucho la debilitaron.

El camino se despeja y quedan poco más de 40 días para el 30 de julio. Nos toca pues, avanzar con cautela, serenidad, paciencia, firmeza, llevando a cabo un desmantelamiento inteligente de los dispositivos de la violencia esparcidos en áreas sensibles de la sociedad. 

Hoy más que nunca nuestra victoria es la paz.




viernes, 9 de junio de 2017

La derrota política de la derecha venezolana


Guillermo Cieza / Publicado en LA HAINE.ORG

El "plantón" convocado por la MUD en quince puntos de Caracas fue un estruendos fracaso. Juntaron a menos de cien personas en cada punto
http://www.lahaine.org/skins/asevo/img/espaciador.gif
Después de más de 60 días con hechos de violencia callejeros, después de más de 60 muertos, la derecha venezolana esta recibiendo una formidable derrota política.
Hay algunos datos contundentes.
- Ayer el "plantón" convocado por la MUD en quince puntos de Caracas fue un estruendos fracaso. Juntaron a menos de cien personas en cada punto.
- Una encuesta realizado por el partido Adeco (que es parte de la MUD) sobre si es cierta la acusación que hace el gobierno chavista de que las protestas opositoras están protagonizadas por terroristas les dio el resultado que mas del 70% de los venezolanos los considera con ese calificativo.
- La policía municipal de Lechería, un distrito gobernado por un opositor, tiroteó ayer a un grupo de guarimberos, provocando dos heridos.
Las protestas de la oposición política venezolana siempre han sido más violentas que masivas, y medidas en el tiempo puede observarse como ese rasgo se agudiza.
La mayor movilización opositora que se recuerde fue la del 11 de abril de 2002, previa al golpe de Estado. Derrotado el golpe la masividad de las movilizaciones menguaron y puede asegurarse que desde que asumió Maduro hasta el 1 de setiembre de 2016, ninguna movilización de la oposición superó las diez mil personas. En la fecha mencionada hubo un fuerte salto en el número de participantes y una disputa mediática por las cifras donde, tanto la oposición como el gobierno, inflaron los números. Las dos partes comentaron que habían movilizado un millón de personas. Estaba en Caracas ese día y estimábamos con otros compas que la movilización de la MUD era de treinta mil personas, cincuenta mil como mucho. La del chavismo, que llenó la Avenida Bolívar era de cien mil personas, ciento cincuenta mil como la cifra mas optimista. Mas allá de estas estimaciones, que también pueden ser discutibles, me parece fuera de discusión, que después de abortado el golpe de Estado de 2002, las movilizaciones del chavismo han duplicado y triplicado a las concentraciones de la oposición.
También es evidente que después del 1 de setiembre de 2016, la oposición ha reducido su nivel de movilización y como sucedió con las guarimbas (hechos callejeros violentos, barricadas) de 2014, el número de participantes decrece inversamente al aumento de la violencia. Y esto no ocurre porque sean pocas las personas que estén en desacuerdo con el gobierno (un 40% de la población), que apoyarían un quiebre de la legalidad institucional desalojando a Maduro (un 20%), o que apoyarían incluso una intervención extranjera (un 10%). Esto ocurre porque la oposición venezolana ha sido secuestrada por sus sectores mas fascistas encarnado en los partidos Voluntad Popular (López, Tintori, Guevara) y Primero Justicia (Borges, Capriles) que han impuesto su sello a las movilizaciones y guarimbas.
El enojo de la mayoría de los opositores con el gobierno no es suficiente para participar en movilizaciones o guarimbas, donde deben compartir espacios con grupos de choque que utilizan morteros lanzagranadas, molotov y armas de fuego; con bandas de delincuentes que a veces no distinguen los objetivos de su rapiña, y estar acompañados por el apoyo de francotiradores. Es un hecho objetivo que buena parte de los muertos ocurridos en los últimos días (y sucedió lo mismo en las guarimbas de 2014) se produjeron por hechos producidos en el seno mismo de las movilizaciones opositoras. Hubo allí morteros caseros que explotaron, ajustes de cuentas, manifestantes asesinados por armas de fuego a corta distancia, errores de puntería, etc.
Los grupos paramilitares de inspiración uribista que desde hace tiempo han venido infiltrándose desde la frontera colombiana y asociándose a las bandas de delincuentes como la del Picure, tampoco alientan la participación de la gente en movilizaciones pacíficas de oposición.
El debilitamiento político de las manifestaciones de la oposición expresan también su desgaste al no haber podido cumplir ninguno de los objetivos: no lo tumbaron a Maduro, ni quebraron al chavismo, no pudieron extenderse a los barrios populares, no pudieron ganarse las simpatías de la mayoría de la población. ni pudieron generar las condiciones para una intervención externa
La derrota externa
Quienes hemos caracterizado que la ofensiva derechista en Venezuela está íntimamente ligada y es promovida por la política de EEUU, estamos obligados a considerar en nuestros diagnósticos qué esta pasando con las políticas de aislamiento contra Venezuela.
En esa dirección hay que apuntar el nuevo fracaso en la reunión de cancilleres y delegaciones en la OEA el 31 de mayo, de sacar una declaración contra el gobierno de Venezuela. La razón es simple, al Secretario Almagro, convertido en una ariete de la política norteamericana, no le basta el apoyo decidido de las delegaciones de Argentina, Brasil, México, Panamá, Chile, etc. Carece de los votos suficientes para sacar una declaración contra Venezuela porque se oponen Bolivia, Ecuador, El Salvador, Nicaragua y los diez países del Caribe. Esos 14 votos en contra de Almagro y EEUU y a favor de Venezuela, se han convertido en una traba ineludible para cualquier ofensiva diplomática.
En el ámbito de las Naciones Unidas, al imperio le va mucho peor. En el Consejo de Seguridad cualquier votación adversa es vetada por China y Rusia. En la Asamblea de las Naciones Unidas, Venezuela es uno de los países con mas apoyo y frecuentemente es nombrado para distintas responsabilidades con votaciones masivas (fue elegida como integrante de la Comisión de Derechos Humanos, como país miembro no permanentes del Consejo de Seguridad y mas recientemente como Presidente de la Comisión de Descolonización).
Finalmente agregaría que las decisiones políticas y algunas torpezas cometidas por el gobierno de Trump le han provocado conflictos internos y externos, complejizando las relaciones de los países de America Latina con el Imperio. En los últimos meses hemos advertido la peregrinación de varios gobernantes (Macri entre ellos) a Beijing buscando inversiones de capital. El gobierno bolivariano les lleva unos cuantos años de ventaja en la política de estrechar vínculos comerciales con la nueva potencia económica hegemónica, hay fuertes inversiones chinas en petróleo y minería en Venezuela, por lo que podría suceder que a los gobiernos mas furiosamente antichavistas de la región los nuevos acuerdos económicos les generen nuevos compromisos políticos, obligándolos a atenuar su agresividad contra el proceso bolivariano.
El apoyo externo a la derecha venezolana continúa en dinero, armas y apoyo mediático. Hay grupos petroleros como la Exón Mobil directamente involucrados en las políticas de desestabilización del gobierno venezolano. Pero por ahora no parecen ser suficientes para revertir la derrota política interna.
Para concluir el diagnóstico sobre el factor externo debe considerarse siempre la "imprevisibilidad de Trump". En la coyuntura habrá que estar atento a las maniobras navales que el Comando Sur llevara adelante cerca de las costas venezolanas entre el 6 y el 19 de junio, con acompañamiento de Francia, México, Canadá y países del Caribe.
La Constituyente, una lucida decisión del gobierno bolivariano
La derrota política de la derecha venezolana ha sido producto de sus propios errores, pero también de una lúcida decisión tomada por el gobierno de Nicolás Maduro.
Es muy importante precisar qué se estaba jugando en el momento que se toma la decisión de convocar a La Constituyente.
Quienes no han dimensionado al enemigo al que se enfrenta el proceso bolivariano, ni la violencia de los grupos de derecha, a los que la propia población caracteriza mayoritariamente como terroristas, pierde la perspectiva para evaluar la respuesta de las fuerzas de seguridad y la actitud que están asumiendo las organizaciones chavistas de base que ejercen control territorial en algunos barrios populares. Para dar una muestra de realidad de la opinión de estos últimos, publico a continuación un comunicado de los colectivos chavistas del barrio 23 de enero de Caracas, fechado a fines de mayo de 2017.
Combate al terrorismo!
Los gloriosos vecinos de nuestra aguerrida parroquia 23 de enero declaramos el combate a cualquier expresión de guarimba, saboteo, ataque o acción conspirativa de la derecha terrorista, nuestras salas populares de contrainteligencia tienen identificados a todos los escuálidos y sus elementos de células armadas del hampa que están dentro de los planes terrorista, sabemos quienes son, y donde viven, que poseen y con que cuentan, serán neutralizados en segundos si se atreven a tratar de enlutar y sumir nuestra parroquia en caos y muerte como ya lo vienen haciendo en zonas burguesas como el Paraíso y Altamira donde han asesinado jóvenes y trabajadores, han saqueado, quemado y destruido todo condenando a los vecinos vivir sin comida, sin transporte, trabajo y estudios, pues en el 23 de enero encontraran la tumba a su fascismo..."
"...si usted es un escuálido arrastrado, que se cree rico, vaya y queme el country club, jódale la tranquilidad a los ricos, a nosotros no nos van a sabotear nuestro partido de béisbol, futbol, nuestro derecho a compartir en comunidad un domino, un sancocho, una parrilla, jugar nuestro caballito y hasta tomarnos una fría y mucho menos aceptaremos que nos dañen un estadio, cancha, modulo medico, escuela, sede comunal, nada, cosas que tanto esfuerzo nos ha costado construir, y si aún así el escuálido se come la luz y tenemos que tocarle la puerta a estos conspiradores fascistas conspiradores, no dudaremos un segundo en hacerlo porque primero están los derechos de la gente que trabaja y estudia que sale a luchar todos los días por encima de intereses individuales de unos pocos terroristas que están vendidos a los intereses del imperio y de la oposición asesina y burguesa"
Los integrantes de la Guardia Nacional que han sido agredidos, insultados, que tienen mas de cuatrocientos heridos, a los que se les echó gasolina en Lara, para después prenderlos fuegos con molotov, y que además tienen algunos miembros procesados "por uso excesivo de la fuerza pública", no escriben comunicados, pero seguramente expresan parecidos sentimientos a los de los vecinos del barrio 23 de Enero.
Contrariamente a lo que han sostenido algunos despistados (para calificarlos amablemente) intelectuales, el problema en Venezuela no es la represión que ejerce el gobierno de Maduro. Por el contrario hay un importante sector del pueblo chavista, miembros de la guardia nacional y del Ejército, que han caracterizado como una muestra de debilidad la decisión del gobierno chavista de enfrentar con gases lacrimógenos a quienes los combatían con morteros, molotov y armas de fuego.
En Venezuela desde siempre el pueblo tiene armas en su casa y hay una cultura de ejercer justicia por mano propia bastante extendida en las zonas campesinas y barrios populares. Lo que expresan los vecinos del 23 de enero no es pura amenaza.
En los últimos meses Venezuela ha estado expuesta a la posibilidad de un baño de sangre protagonizado por un sector del ejército, con el acompañamiento del propio pueblo chavista.
Antecedentes históricos no faltan. Los negros y mulatos acaudillados por Boves eliminaron en 1814 a más del 80% de los integrantes de la clase blanca mantuana terrateniente.
La Constituyente fue convocada cuando la cuenta regresiva de esa decisión trágica se había iniciado, y fue una decisión lúcida no solo por el ahorro de vidas humanas, sino porque ese baño de sangre era lo que el Imperio estaba esperando para avanzar con la intervención armada.
La oportunidad de la Constituyente
La Constituyente ha sido una medida muy oportuna para sortear un momento muy agudo de la crisis donde cometer una equivocación podría haber sido fatal, pero también se convierte en una magnifica oportunidad política
En la revolución bolivariana no faltan errores, ni defectos. Ha sido el pueblo el que desde hace 17 años ha sostenido el proceso revolucionario y el que enfrenta cotidianamente los desvíos políticos, la corrupción y la burocracia.
La constituyente puede ser una gran oportunidad para que el pueblo chavista y en particular esa porción del pueblo que se ha retirado de la política, retome el protagonismo indispensable para avanzar en la transición hacia el socialismo.
No viviendo en Venezuela y convencido que los problemas internos de la Revolución los debe resolver su propio pueblo y sus organizaciones populares, me limito a publicar lo que dicen sobre este oportunidad histórica organizaciones populares que conozco y valoro.
----
"Nosotras y nosotros, herederas y herederos de las luchas históricas del pueblo venezolano y nuestroamericano, hijas e hijos del '89, del 4 de febrero, del 13 de abril -y más recientemente- los del 09 de diciembre de 2015; nos unimos para impulsar una Plataforma Popular Constituyente, como apuesta de movimientos y organizaciones sociales, para garantizar protagonismo del pueblo de a pie, consciente y orgánico, en la Asamblea Nacional Constituyente. Por el socialismo centrado en la descolonización, el feminismo y la defensa de la madre tierra como principios para una sociedad del vivir bien; frente al fascismo, al capitalismo, al patriarcado, al sectarismo, que intentan imponernos en una agenda de tristeza, destrucción y muerte.
Nos sumamos al proceso popular constituyente, respaldando de manera contundente esta iniciativa del Presidente Nicolás Maduro Moros, como única propuesta coherente, popular e incluyente que se ha planteado al país, pues pone el poder en las mayorías, con el fin de resolver los problemas que hoy nos aquejan, y fundamentalmente combatiendo al imperialismo con su agenda fascista.
Esta constituyente es del pueblo y la disputaremos desde nuestras propuestas y con candidaturas nuestras, del chavismo de a pie que hace cola y se mueve en transporte público.
Nuestros y nuestras constituyentistas irán con mandato colectivo, subordinado a principios, banderas fundamentales y a un permanente proceso de consulta de base.
Nuestro programa será el de todas las luchas históricas de nuestros pueblos.
Nos declaramos en lucha permanente:
Por la vida y la alegría en contraposición al camino de la guerra, los linchamientos fascistas, el terrorismo o las invasiones extranjeras.
Por la consolidación del Poder Popular (Sociedad Comunal, Consejos de Trabajadoras y Trabajadores, entre otros) autónomo y desde abajo.
Por el debate amplio y sincero sobre temas vitales para todas y todos, como: el aumento y liberación de precios, escasez de productos y medicamentos, la inseguridad, entre otros. Y medidas contundentes para superar la crisis del modelo rentista y el sabotaje económico.
Por la construcción de una economía productiva y para el cuidado de la vida que nos permita consolidar una nación para la gente.
Por más protección al vivir bien del pueblo, lo que se traduce en protección social para la mujer y el hombre común.
Por un cambio cultural profundo que nos permita avanzar en nuevas estructuras de poder en lo económico, lo político y lo social.
Por una referencia popular y revolucionaria para superar flagelos propios del sistema burgués de gobierno; como la corrupción, el acomodamiento, el reformismo y el burocratismo.
Por los Derechos conquistados en Revolución y todos los que nos faltan por lograr que garanticen plenamente el ejercicio de la Democracia Participativa y Protagónica.
Por la visibilización de los sujetos históricamente excluidos por la cultura hegemónica eurocentrista, capitalista, colonialista, patriarcal, heteronormativa y extractivista.
Por un Estado Comunal con rango constitucional que sea parte integral del territorio de la Patria y de las estructuras del Estado, con poder beligerante y de decisión sobre el quehacer de la nación.
Porque no creemos en oportunismos pseudo - chavistas, de quienes tratan de salvarse con discursos críticos, intelectualizados y de la tercera vía. ¡El pueblo de Chávez no traiciona, ni se deja chantajear!!
Por otra forma de hacer política. Recuperemos la irreverencia y el potencial transformador frente al conformismo y el apaciguamiento?
Aquí estamos pueblo soberano, dando la cara por todas nuestras luchas, asumiendo otro frente para hacer un llamado a la razón y al diálogo, pero con la firme voluntad de seguir avanzando en los cambios, en la rectificación y en la conquista de más derechos para las mayorías.
¡Constituyente por la Paz y por la Vida!
¡Constituyente o Barbarie!
¡Constituyente desde, para y con, la Gente!
¡Constituyente porque #HablandoSeEntiendeLaGente!
¡Constituyente por más derechos para las mayorías!
¡Constituyente por Todas Nuestras Luchas!
Inician la Plataforma Popular Constituyente: Movimiento de Pobladores y Pobladoras: Movimiento de Ocupantes y edificios organizados, Campamentos de Pioneros, Comités de Tierras Urbanas, movimiento de inquilinos, Trabajadores y Trabajadoras Residenciales; Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, Red Nacional de Comuneros y Comuneras, Colectivo Crea y Combate, Red Araña Feminista, Frente Cultural de Izquierda, Organización Fuerza de Tarea, Alianza Sexo-género diversa Revolucionaria (ASGDRE), Divas de Venezuela, Escuela de Trabajadores/as por la Comuna, Consejo Revolucionario del Poder Popular, Escuela de Feminismo Popular, Colectivo Avanzada Popular, Red de Defensores/as de la seguridad y la soberanía alimentaria (REDSSSA), Movimiento "Otro Beta", Tiuna el Fuerte, BarrioTV, Lucha de Clases
Texto completo en: http://www.lahaine.org/la-derrota-politica-de-la

martes, 6 de junio de 2017

Opinión: *Carta abierta a los traidores*

Por 
LUIS ENRIQUE ARAUJO
araujo1noticias@gmail.com

Así como el llamado del Comandante Hugo Chávez en el 2007 de crear un partido único revolucionario, tumbó las caretas de un gentío. Asimismo está pasando este año 2017 con el llamado del presidente Nicolás Maduro de ir a una Constituyente. Motivos que me obligaron a abrir un espacio entre mis responsabilidades académicas, laborales y familiares, para escribir este artículo con la firme intención de demostrar con hechos quien está del lado del pueblo y quienes están en contra. Pero a pesar que escribiré de buena fe y con el mayor conocimiento, resultado de mis investigaciones, espero de corazón que al final esto no sea con usted.
Usted que no se enteró que Nicolás Maduro andaba ya por los barrios desde niño a sus doce añitos, entregando periódicos revolucionarios, como Ruptura, mientras gritaba: “Agita, propaga y organiza” junto a otra muchachita llamada Marla Muñoz. Así lo relata la abuelita revolucionaria Dilcia Petit.
Usted que tal vez no vivió el dolor de ver a un compañero revolucionario asesinado y descalificado por los cuerpos represivos de la IV República, como si lo vivió Nicolás no una, sino numerables veces, como el asesinato de Raúl Sajona, su compañero desde el liceo.
Usted que no sabía que Nicolás Maduro formó parte de la Liga Socialista porque quería ayudar a formar a los chamos de su barrio; y con la excusa del deporte realizaba verbenas y así puso a militar a un gentío en El Valle. Muchos de ellos luego se sumaron en lucha contra el puntofijismo. Y Nicolás jamás se cuadró ni con los adecos, ni los copeyanos.
Usted que no sabía que Nicolás Maduro antes de conocer a Chávez, ya había viajado a Cuba en su plena juventud a formarse políticamente, y allí sostuvo varios encuentros con estudiosos guerrilleros de todo el continente, entre ellos uno grande de nosotros, Alí Rodríguez Araque, vaya y pregúntele.
Usted que no se enteró del coraje de Nicolás para enfrentar las injusticias cuando trabajaba en el Metro de Caracas. Y más de una vez enfrentó al presidente del Metro para exigir respeto y reivindicaciones laborales. Empresa donde incluso hasta salvo vidas de los trabajadores. Vaya y averigüe como salvó a la esposa y el hijo de uno de sus compañeros del Metro.
Usted que no sabía que Nicolás tenía un carrito todo destartalado en la década de los 80 con el cual no sólo apoyaba a sus compañeros de taxi sin cobrarles nada. Sino que además apoyaba a líderes revolucionarios latinoamericanos buscándoles en el aeropuerto y llevándoles a las actividades políticas gratis. “ya se veía en ese joven una casta diferente, una casta revolucionaria” así lo relata Germán Sánchez Otero quien lo conoció en 1988.
Usted que ni pensaba que Chávez sería algún día presidente, cuando ya Nicolás Maduro quería vivir en la cárcel de Yare metido, al lado de ese hombre que lo sorprendió un 4 de febrero de 1992, y se le puso a su orden con estas humildes palabras: “déjeme acompañarle así sea de seguridad” lo contó el propio Chávez.
Usted que nunca supo lo que hizo Nicolás en el MBR200, muy a pesar de sus propias posiciones personales, y el papel que jugó para lograr la unidad de la izquierda y el consenso en la histórica asamblea del 19 de abril de 1997, donde se determinó la lucha electoral. Acciones políticas, asamblearias por las cuales de paso fue preso. En una de tantas veces de las que fue perseguido por la funesta DISIP. Busque información ¡Documéntese!
Usted que andaba en lo suyo cuando Nicolás recorría el país en 1999 para lograr la actual e histórica Constitución de la República Bolivariana De Venezuela y recopilar más de 30 mil propuestas. Así se recoge en múltiples libros y folletos, incluso en la propia Carta Magna de nuestra patria.
Usted que no tiene idea de las capacidades demostradas por Nicolás siendo canciller en momentos estelares de Latinoamérica. Donde realizó jugadas magistrales para de esta manera cumplir con la más exitosa estrategia diplomática que haya realizado canciller alguno del país en toda nuestra historia. Hechos que pronto saldrán a la luz.
Mientras usted desconocía todo esto Hugo Chávez no sólo lo sabía, sino que además comprobó la lealtad, arrojo y compromiso de Nicolás, tanto en los momentos más difíciles como el 11 de abril de 2002, así como también en las cosas más sencillas, incluso dándole tareas hasta de albañil en el propio palacio de Miraflores, donde gracias a él se repararon filtraciones, reconstrucciones y hasta restituyó el salón Sol del Perú, siendo Canciller.
Usted que no se da cuenta que Nicolás es la reivindicación histórica del trabajador, del hombre de a pie, del obrero de quince y último, que por primera vez en toda nuestra historia llega a la presidencia y que por eso Chávez dijo que era su decisión “plena como la luna llena” y usted pretende convencer no sé a quién de que el gigante se equivocó.
Usted parece no haberse enterado que el 70% de los recursos que ingresan a la nación tienen como destino la inversión social, cifra record incluso en comparación con los logros del comandante Chávez. Además de un rechazo sostenido al A, B y C del neoliberalismo mundial y los gobiernos de derecha que se apegan a las reglas del FMI, BM y la OMC, a saber: A) Reducción del Estado a través de privatizaciones de los recursos naturales y de los servicios públicos. B) Reducción del gasto social. Liberación de precios, de tasas cambiarias y de tasas de interés y C) Apertura al mercado global a través de tratados de libre comercio. A, B y C al que se niega nuestro presidente Nicolás Maduro quien además ya ordenó un estudio de congelación de precios. ¡Vaya que presidente de derecha tan extraño!
Usted que enfrentaba al mundo en defensa de la revolución y le encantaba salir por pantalla cuando el petróleo estaba por encima de los 100$; y alguna cosa le caía a usted “trabajando” para El Estado. Intentando demostrar desprendimiento, arrojo y lealtad cuando ser “revolucionario” era fácil. ¡Prepárese! porque esto es con usted.
Usted que aquel 8 de diciembre de 2012 escuchó que debíamos elegir a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela, pero inmediatamente juzgó al comandante por no haberle nombrado a usted o alguien más cercano a usted para hacer sus prebendas.
Usted que vio a Nicolás Maduro lanzarse por todo el país con el alma y el corazón hecho trizas por la pérdida de Chávez, a fin de cumplir la orden de ganar la presidencia, pero usted brincaba conmocionándose ante cualquier error ¡como si lo disfrutara!.
Usted que cuando vio el margen con el cual ganamos la presidencia no vio una heroica victoria, sino un desastre electoral y se puso a juzgar a todo el mundo porque según usted se podía en ese momento sacar los diez millones de votos, pero no hizo un carajo en toda la campaña.
Usted que vio como un montón de traidores se aprovecharon de las duras circunstancias para desbancar la nación, y cuando Nicolás quiso hacer justicia, el imperio aprovecho para tratar de comprar militares y fraguar un golpe de estado. Pero usted insistía que los lleváramos a la hoguera, aunque ello fuera significado la justificación de un magnicidio que estaba ya montado por el imperio.
Usted que no le ha hecho seguimiento a esos mafiosos para darse cuenta que el presidente de forma inteligente no dejó pasar, y paulatinamente va haciendo justicia, mientras que a otros no les queda más que huir del país. Pero usted insiste en que debemos publicar una lista y hacer una especie de inquisición justo ahora cuando está en juego la Independencia Nacional.
Usted que prácticamente aseguró que la falta de alimentos era culpa del gobierno de Maduro, y le pasó por encima a la escasez e inflación inducida, a la conspiración de empresas que tienen el monopolio de alimentos, al decreto intervencionista de los EE.UU y aún no ve el resultado de la investigación de la economista Pascualina Curcio. Pero sigue cuestionando las políticas gubernamentales y arremete hasta con los CLAP.
Usted que dice entender el poderío militar, económico, mediático y tecnológico del imperio de los EE.UU y el peligro que eso representa cuando le queda menos de 5 años de reservas petroleras, pero usted no hace nada contra ese imperio, ni sus detractores y en cambio se sienta en su PC entusiasta a escribir sus sandeces contra mi presidente Nicolás Maduro.
Usted que no ve el coraje del pueblo venezolano que está dando una lucha histórica como nunca dio pueblo alguno en La Tierra. Porque las redes sociales son un elemento novedoso y lo que está soportando nuestro país no tiene precedentes. Ni fue vivido por los bolcheviques, ni vietnamitas, ni el pueblo cubano, pero usted se pone del lado del imperio y usa las mismas redes para justificar los argumentos y líneas de la ultraderecha.
Usted que en lugar de ver una auténtica, heroica y gloriosa resistencia de un pueblo. Que se mantiene en batalla entendiendo y asumiendo como nunca antes su rol histórico. Usted nos ve como unos ignorantes y nos escribe en esas mismas redes sociales y páginas web, una pila de majaderías que sólo pudieran confundir a traidores como usted.
Usted que vio a una Asamblea “Nacional” que lo primero que hizo fue decir “vamos por ti Nicolás” y primero trató de cambiar la ley Orgánica del TSJ, luego intentó aplicarle abandono de cargo al Jefe de Estado, intentó un juicio político y hoy en desacato está impulsando una insurgencia armada para justificar una intervención militar, pero a usted le molesta son las cosas que hacemos nosotros para defendernos del imperialismo. Como la Constituyente y la ampliación participativa de sectores sociales.
Usted que cuando le salimos con todos estos argumentos responde como la derecha cuando Chávez… “es que no es Nicolás el problema son los que lo rodean y lo asesoran”.
Usted que ve los muertos que está generando la ultraderecha en estas primeras semanas (decenas en más de 600 acciones terroristas) sumado el ataque mediático internacional contra nuestra patria, que nos pretenden llevar al borde de una guerra civil, pero usted opta es por atacar un llamado constitucional del presidente en plenas funciones.
Usted que se cree muy cult@ porque entendió la lucha de clases y cuestiona el poder establecido, pero ahora teme al poder originario; y nunca se leyó a Antonio Negri y el Poder Constituyente, o Itsván Meszáros y el Desafío y la Carga del Tiempo Histórico. Jorge Plejanot y El Papel del Individuo en la Historia Y dice conocer a Gramsci pero contribuye en la industria cultural del lado del imperialismo.
Usted que cuestiona una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) asegurando que se debe consultar al pueblo primero, pero no sabía que esa opción existió en el artículo 392 del Diario de Debate de la constitución de 1999, pero no se aprobó porque los revolucionarios entendieron que se trataba era de quitar trabas al poder originario fijándose los artículos 347, 348 y 349.
Usted que luego que se apartó de la revolución, se la pasa cuestionando el poder establecido pero ahora teme al poder originario. Y eso que el presidente ya aseguró lo que obviamente se esperaba, unas elecciones nacionales para aprobar los cambios a la Carta Magna, luego de la elección de los constituyentes. Usted que es tan inteligente no ve que la derecha solo le da espacios cuando le necesita porque pasamos a la ofensiva. Mire a su alrededor vea que el pueblo ya no le acompaña.
Para culminar, usted que conoce bien de intervenciones imperiales en el mundo pero le recuerdo algunas. Operación Causa Justa, Panamá 1989. Operación Furia Urgente, Granada 1983. Operación Tormenta del Desierto Kuwait 1991. Operación Continuación de la Esperanza, Somalia 1993. Operación Alcance Infinito 1998 y Operación Libertad Duradera en 2001 ambas contra Afganistán. Operación Fuerza Aliada, Yugoslavia 1999. Operación Amanecer de la Odisea Libia 2011 (Todas acabaron con esos países) y Operación Militar Freedom 2 actualmente en ejecución contra Venezuela, pero mientras tanto usted exige métodos, cambios que facilite el triunfo de una derecha por demás apátrida y pro imperialista; y de paso ¿en nombre de la legitimidad o de los DDHH? En fin no quedan dudas de que lado está usted.
Por ello, le exijo a usted que ya no venga a estar hablando en nombre de Chávez, ni de los derechos Humanos “Porque Chávez somos todos los que queremos patria” y usted ya no se le puede llamar compatriota, ni mucho menos camarada, porque usted no es chavista y probablemente nunca lo fue. Usted es un oportunista que se la pasa contando las horas que caiga el proceso para ver qué pesca en rio revuelto. Pero se ahogarán en esa marea bolivariana, ya lo verán. Siga en lo suyo pues. Mientras nosotros, los que queremos patria y escribimos la historia. Nosotros los pueblos, nos encargaremos de triunfar y dejarlos a ustedes del lado del que siempre serán, del estercolero gris que pertenece a los traidores de los pueblos.

araujo1noticias@gmail.com

sábado, 3 de junio de 2017

Visita al barrio "La Lechuga"

(Escrito en el 2004...)

A Oscar Rodríguez Pérez

Justo al llegar se observa un enorme espacio rectangular, perfectamente aplanado, cercado por cauchos hundidos hasta la mitad en el que un grupo de niños juega al fútbol. En la mañana de ese viernes cayó una fuerte lluvia y el barro casi lodazal nos recibió cuando bajamos del bus. Curiosamente la cancha de juego no tenía charcos, la tierra estaba húmeda pero compacta.
Cuadrillas de obreros contratados por la Gobernación y un par de máquinas trabajaban en las calles principales. Los obreros nos observaban y se hacían comentarios entre sí. Tiene que resultar extraño ver llegar en plena mañana un grupo tan numeroso de jóvenes sin el uniforme de los evangelistas. En uno de las esquinas del campo de juego, debajo de un árbol, vecinos reunidos voceaban nombres de una lista. Nos acercamos. Del grupo se desprendió el presidente de la Junta, y como una señora de la comunidad ya estaba respondiendo a una lluvia de preguntas nuestras, pidió que nos concentráramos y así respondería a todos una sola vez. Ogly Franco, que así se llama el presidente, sugirió, acompañado por Luis Pérez, que nos reuniéramos en «El Hato».
Hacia allá nos dirigimos. Un niño se adelantó para espantar los perros y una vez que éstos se alejaron entramos a un espacio con dos o tres grandes árboles de cuyas ramas cuelgan hebras como barbas, un lugar sombreado, espacioso. Al fondo una casa muy vieja, de aproximadamente 150 años, con techo a dos aguas y de bahareque. Animales en jaulas, pájaros, un conejo extremadamente blanco. Un pato o ganso caminaba en dirección a la casa donde una señora hacía sus oficios. Chivos en un corral. De vez en cuando los berridos hacían fondo a la conversación.
Ogly informaba sobre el estado del barrio, lo que estaban haciendo y lo que esperaban. Como suele suceder en los casos de invasiones, según contó, a la ocupación de tierras abandonadas siguió un desfile de "dueños". Entre ellos, Fogade. Pero también otro, "San Isidro Lanz", firma que ensayó en el pasado exploraciones petroleras en la zona.
Una compañera afirmó que su barrio se encuentra en una situación similar y que, como en éste, San Isidro Lanz aparece como dueño. La Gobernación del Estado alega haber comprado las tierras a esta firma, y con ello quiere dar legalidad a unos certificados de propiedad que busca distribuir entre los habitantes del barrio. La reunión que se daba al momento de nuestra llegada estaba relacionada con los procedimientos previos a la entrega de los mismos. El gobierno regional quiere dar por hecho que las tierras pertenecían a la firma San Isidro, pero no es eso lo que dicen las investigaciones preliminares. La situación es irregular y advierte que la Gobernación apura un procedimiento nada transparente y con evidencias de ilegalidad. La Gobernación se comprometió además, a realizar algunas obras como la cancha deportiva, las aceras, los brocales, y a pesar de que Ogly reconoce que las elecciones están cerca, confiesa no importarle la coyuntura siempre y cuando lo que ocurra sea para bien de la comunidad. Alzando la voz, haciendo énfasis, utiliza frases como «la política no sirve», «la política mata los barrios».
En su discurso, por demás, aparecen varios elementos aparentemente contradictorios. De quejarse por el abandono en que se encuentra el barrio, puede pasar a comentar las tareas adelantadas con organismos e instituciones a nivel nacional y regional (Gobernación y Alcaldía), de las que dice haber recibido respuestas y comunicaciones, incluso recientes. Habla de un viaje a Caracas próximo y de uno anterior que lo llevó hasta la Vicepresidencia y al Minfra, así como a otros departamentos ministeriales. Afirma que "todo cuanto han logrado es por autogestión", como las redes para el suministro de agua y de electricidad. Continuamente solicita y dice estar dispuesto a recibir ayuda "venga de donde venga".
Ogly usa el plural, habla de equipo, mira hacia atrás buscando a su mano derecha, pero también habla en primera persona para indicar lo que ha logrado, de la necesidad de construir algo propio, y ostenta con orgullo su compromiso y entrega al barrio. El estado del mismo, a tres años de la invasión, traduce que mucho se ha conquistado en vías de su consolidación, si se lo compara con barrios más viejos.
Ogly se despide porque la reunión para la entrega de títulos de tierra continúa, por lo que nuestro grupo inicia un recorrido por las calles del barrio, dirigido por los profesores Luis Pérez y Asmery, coordinadores de Proyecto I en el barrio.
Una mirada apenas atenta observa un ordenado parcelamiento, construcciones de lata y madera consistentes, muchas flores, capachos, nomeolvides, cuarenta días. Música vallenata, al fondo, y tranquilidad. Llegamos a un jagüey o pequeña laguna que, según Ogly, produce buena parte de los problemas de salud de la comunidad y sobre todo de las familias aledañas. En principio la comunidad optó por el relleno, pero estarían dispuestos a encontrar otra solución debido a que el agua podría retornar, si aparte de las lluvias se alimenta del subsuelo. Luis Pérez explicó que la laguna forma parte de un sistema de humedales que llega hasta la Laguna de Peonías, lo que supone que no sería nada conveniente romper o intervenir el mismo.
Al cabo de unos minutos el recorrido continúa, mas yo me rezago. Alcanzo a Asmery, que bromea sobre algunas experiencias en el trabajo de campo, comenta la calma que a veces le da visitar "La Lechuga", y habla de comidas y siestas en hamaca bajo pequeños árboles. En un punto se detiene y me dice: "saludemos a Juana", acepto, sin saber de quien hablaba, y se interna a través de un hueco en una cerca, en dirección a una "casa", definitivamente distinta a todas, rodeada de espesa y arisca vegetación, visible apenas en el terreno enmontado. Dentro, me parece ver de espaldas al hijo de un profesor que nos acompañaba, pero no, se trataba de Juana. Alta, delgada, con el pelo a rape. Nos saluda con emoción, con alegría, y nos abre la puerta a su casa: desata un cordón. Bromea sobre su puerta, luego de decirnos que los niños no tienen problemas con ella porque se cuelan por debajo. «La tranca es simbólica», nos dice sonriendo. Entramos. Asmery se sienta en una esquina de, digamos, la cama, y yo en el otro. Me pareció Juana más alta, pero la cama no excede el metro y medio. Se acuclilló. A la pregunta de cómo estaba y luego de las presentaciones, nos invitó a seguirla en la lectura de un mantra, (arriba, por encima de su cabeza, una tablilla contenía una escritura oriental), cuyo sonido nos copió luego en caracteres latinos en un papel que tenía a mano arrancado de una carpeta donde advertí frases, fragmentos de oraciones. «Siempre me gustaron los bolígrafos finitos», le dijo a Asmery, que le facilitó uno para anotar el mantra. «Para que estén protegidos», nos dijo.
Fui presentado como "poeta" por lo que Juana me pidió que recitara algo de memoria. Como en realidad no lo soy y difícilmente podría saberme algo como un poema de memoria, intenté una salida: «el mejor poema es este momento, es tu casa». Juana, enérgica, se levantó y apuntó a las flores de auyama que maduraban en el "techo".
Asmery le comentó que la casa siempre le recuerda aquellas donde juegan los niños, a lo que Juana respondió: "así es, lo sentiste, esta casa era de los niños, ahora me trajeron una lata porque dicen que las lluvias y los vientos van a ser más fuertes". Cuando Asmery le preguntó por la lluvia, preocupada según noté por las noticias del huracán, recibió una respuesta contraria a su buena intención: "Muy bien, muy bien, se pudieron regar las maticas y aproveché para recoger agua". En un pequeño mueble con repisas, observé cáscaras de parchita y mandarina, y en una mesa que formaba parte de un altar, velas y cera. Me parece haber visto, arriba, una lámpara.
Se refería a Chávez como "mi presidente", con devoción y nos comentó algunos temores, vinculados con su seguridad y la de la nación... Finalmente nos despedimos y me pidió que regresara con algunas cosas escritas por mí, a lo que respondí afirmativamente. He pensado llevarle libros o mejor un libro de poesía, hai kus tal vez, imágenes quietas que desaparezcan. Pensé llevarle comida, ¿pero qué comida? Mas bien semillas, frutas secas. Me pregunté: "Dios mío, cómo llegó allí, de dónde, quién es". Mi esposa me dice: «ni su nombre será Juana».
El grupo no estaba al alcance de nuestra vista y Asmery y yo equivocamos el camino que nos hubiera llevado directamente al sitio donde el bus nos recogería. Llegamos apenas cinco minutos tarde (la hora de encuentro era las 12:30) y me pareció verlo alejarse. Luego de confirmar por teléfono que el bus nos había dejado, tomamos un carrito por puesto y en cuestión de minutos ya estábamos de nuevo en la UBV. Yo no tenía otro tema de conversación y Asmery me dijo que lo mismo le había sucedido a ella cuando la conoció: en un día de trabajo agitado, casi por azar, entró y se calmó, quedó en paz, me dijo. Desde entonces, siempre pregunta por ella y se acerca a saludarla. 
«Estoy sucia», le dijo, dulcemente aterrada, con las manos cruzadas sobre el pecho magro como un momentáneo faraón. Finalmente, y sin que Asmery se percatara de inmediato, accedió, y las caras se encontraron  como dando traspiés, con una leve aparatosidad que convirtió un gesto tan cotidiano en una escena mal ensayada. Tuve la tentación, pero no me moví ni un ápice. Creo, sí, que le di la mano. «¿Qué te pareció?», fue la pregunta de Asmery apenas nos alejamos de la casa, de la sonrisa de Juana. Le respondí según lo que había comenzado a comprender y ya me agitaba por dentro: que por unos minutos había estado frente a frente con la más pura belleza. Supe entre otras cosas que a Juana, que no tiene nada, nada le falta. La comida que recibe de los vecinos, la reparte. «Renunció a lo material», me dijo Asmery, «decidió no querer más paredes». Entendí que había conocido a alguien que, viviendo en una situación límite y luego de escucharla con detalle y fascinación, no estaba "lúcida" sino iluminada. Supe -y fue como una revelación- que Juana se encontraba en el centro del Universo. Luego, reflexionando sobre esta experiencia, he comenzado a sospechar que una persona como Juana es el corazón silencioso del barrio, el ombligo, el antiguo omphalos.
Ya en la sede de la Universidad, luego del almuerzo, un compañero del grupo que visitó el mismo barrio hizo referencia a un momento especial de su recorrido. Lo dejé hablar porque sospeché con las primeras palabras que se acercaba a Juana. En efecto, al lado de una casa donde una mujer se bañaba y donde vio a una niña que le recordó a su hija de dos años, vio a una mujer que saludaba al grupo con una alegría desbordante. Quiso, sintió de relámpago que debía detenerse e ir a hablar con ella, pero el grupo continuaba su camino y no quiso rezagarse. Sin que yo interviniera, describió que la casa estaba «hecha de basura», que arriba tenía una lata y que el conjunto formaba una suerte de «campanario». Mencionó otros detalles que revelan que, o fijó de una vez y para siempre lo que apareció como visión, o al contrario, estuvo un rato detenido, observando. Por la minuciosidad de sus palabras me parece que aconteció lo primero, es decir observó y recreó tocado por la atmósfera sugestiva. Ciertamente, pocas veces la primera impresión concuerda con la realidad; casi siempre ocurre que lo entrevisto aparece con rasgos fantásticos que la realidad se encarga de borrar. 
El tono que adquirió la conversación convocó la presencia de algunos compañeros, que obligaron al joven abogado a recomenzar, evidentemente entusiasmado, un relato idéntico. Cuando lo creí conveniente, le dije: «el bus me dejó porque hablé con ella». Se sorprendió y vi en sus ojos un intenso brillo. Por sus preguntas, por su avidez, supe que quería confirmar si la belleza que él había entrevisto era real. Le dije que sí. Luego he pensado que el destino le debió ceder mi lugar, porque yo necesité prácticamente entrar (casi meter el dedo en la palma perforada de Jesús) para sentir lo que a él le comunicó lo entrevisto en una ráfaga. Yo hubiera seguido de largo sin advertir una casa en la red enmarañada de ramas y monte alto.
En la actividad de grupo que siguió para ordenar las notas, las variables, las consideraciones, las informaciones varias, el joven se dirigió a mí para decirme: «después de eso ya no veo las cosas así». Entendí que comulgábamos en el mismo parecer: «Es cierto, a Juana no le falta nada».